Skip to main content
AuditoriaControl de calidadNoticias

COMENTARIOS SOBRE LAS NOTIFICACIONES DEL ICAC SOBRE EL CONTROL DE CALIDAD

By 2 de diciembre de 2013No Comments

Durante los pasados días, el ICAC ha remitido a ciertos despachos y firmas de auditoría una comunicación requiriendo información sobre determinados extremos (acceso al comunicado). Como tendré ocasión de comentar más adelante, dicho escrito responde al nuevo plan de actuación de revisiones y control de la actividad, consistente en la verificación – seguimiento sobre las inspecciones realizadas durante los ejercicios 2010 y 2011.

Al objeto de reducir el grado de alarma e inquietud provocado por la carta, tanto por su contenido como por lo inesperado de la carta, he considerado oportuno exponer algunos comentarios que ayuden, dentro de lo posible, a preparar la carta de contestación.

Antes de abordar el contenido de la comunicación, y según las informaciones a las que he tenido acceso, las próximas actuaciones de revisión a llevar a cabo por el ICAC sobre las firmas sujetos a control vía Convenio, estarán dirigidas a la realización del seguimiento de aquellas revisiones de calidad efectuadas durante los ejercicios 2010 y 2011. El objetivo de estas actuaciones, denominadas de “seguimiento”, no es otro que el constatar que los requerimientos de mejora que, resultado de las inspecciones, figuraban en el informe remitido por el Instituto, han sido adecuadamente implementados y efectivamente puestos en marcha.

Aunque está pendiente de confirmación, esta petición de información se incardina en esta nueva línea de actuación del ICAC para obtener datos para la selección de los encargos objeto de inspección en estos procesos de seguimiento.

La solicitud de información se centra en dos temas relacionados con los procesos de revisión y control interno que los auditores deben de disponer, unos de carácter previo a la emisión de informe REVISIÓN DE CONTROL DE CALIDAD DEL ENCARGO (EQCR) y otros con posteridad como es el SEGUIMIENTO DEL SISTEMA DE CONTROL DE CALIDAD que, al menos una vez al año, deberán llevar a cabo todos los auditores a fin de verificar la adecuación y correcta aplicación de las políticas y procedimientos de control de calidad.

Los extremos solicitados hacen por tanto referencia a:

Revisión de Control de Calidad del Encargo (EQCR) (requerimientos 35 a 42), comúnmente denominada revisión de segundo socio, consistente en la verificación a realizar sobre un encargo por un auditor distinto al responsable de su ejecución. La norma NICC1 define el EQCR o revisión de calidad del encargo:

Proceso diseñado para evaluar de forma objetiva, en la fecha del informe o con anterioridad a ella, los juicios significativos realizados por el equipo del encargo y las conclusiones alcanzadas a efectos de la formulación del informe. El proceso de revisión de control de calidad del encargo es aplicable a las auditorías de estados financieros de entidades cotizadas y, en su caso, a aquellos otros encargos de auditoría para los que la firma de auditoría haya determinado que se requiere la revisión de control de calidad del encargo.[1]

La información solicitada por el ICAC solicita se concreta en lo siguiente:

Relación de aquellos trabajos que, estando dentro de los declarados en el documento 03 remitido al ICAC a finales del pasado mes de octubre, hayan sido objeto de una revisión de control de calidad del encargo (EQCR), así como, caso afirmativo, aportar los siguientes datos sobre cada uno de ellos:

  • Identificación de la persona que actuó como revisor de control de calidad del encargo.
  • Persona que firmó el informe de auditoría.
  • Denominación social de la entidad auditada.
  • N.I.F. de la entidad auditada.
  • Fecha del informe de auditoría.
  • Tipo de trabajo (código declarado al ROAC).
  • Tipo de entidad (código declarado al ROAC).
  • Informe de cuentas (código declarado al ROAC).
  • Riesgo asignado en el proceso de aceptación y continuidad de relaciones con clientes[2].
  • Si se han producido consultas y/o diferencias de opinión[3].

De acuerdo con la definición del EQCR contenida en la norma, este proceso se realizará de forma obligatoria sobre aquellos encargos de empresas cotizadas o de interés público, y sobre aquellos otros para los que de forma voluntaria el auditor determine necesario llevar a cabo este proceso de revisión.

Si el despacho o firma de auditoría no se encuentra dentro de estos supuestos, se ha de informar al ICAC en este sentido, bien entendido que la respuesta ha de ser coherente con lo que disponga el manual de control de calidad, el cual deberá contemplar de forma clara y precisa los supuestos que por motivos de dimensión, amenazas a la familiaridad, complejidad o de riesgo, haga necesario someter los correspondientes encargos a procesos de EQCR[4].

En el caso de empresas de pequeña dimensión, será  de aplicación lo dispuesto en el apartado A50 de la norma según el cual se deba externar  el proceso de realización del EQCR mediante la contratación de otro auditor o de otra firma de auditoría. En este caso en la carta de contestación al ICAC se deberá también identificar al revisor indicando su nombre y número de inscripción en el Registro Oficial de Auditores de Cuentas (ROAC)[5].

Procesos de Seguimiento (requerimientos 48 a 56). A diferencia del anterior que ha de realizarse antes de emitir el informe (en caliente), éste se hace una vez emitido (en frío). Consiste, según la definición que consta en el glosario de términos de la norma:

Proceso que comprende la consideración y evaluación continua del sistema de control de calidad de la firma de auditoría. Este proceso incluye una inspección periódica de una selección de encargos finalizados y está diseñado para proporcionar a la firma de auditoría una seguridad razonable de que su sistema de control de calidad opera eficazmente”.

El proceso de seguimiento se ha de llevar a cabo con una periodicidad mínima de un año, lo cual no está del todo claro y únicamente se constata en el requerimiento 48 a) hace mención a la necesidad de evaluar el sistema de forma cíclica, y en el 53 al indicar que se informará AL MENOS UNA VEZ AL AÑO a los socios de la firma sobre los resultados del seguimiento del SCC.

En consecuencia, todos los despachos y firmas de auditoría, sin excepción alguna, además del deber de disponer de un manual de control de calidad, antes del cierre del ejercicio han de contar con el preceptivo informe de seguimiento, el cual ha de estar de acuerdo con el programa anual de seguimiento aprobado por la Dirección de la firma o por el titular del despacho e incardinado con un plan, también aprobado, que contemple un ciclo al menos de tres años[6].

El proceso de seguimiento, como es sabido, pivota sobre dos bases, una la que se refiere a la adecuación del propio sistema, es decir, la revisión de las políticas y procedimientos establecidos por la Dirección de la firma o por el titular del despacho, y otra, sobre la verificación de su cumplimiento efectivo mediante la denominada inspección de uno o varios encargos.

Este proceso de seguimiento en las firmas de pequeña dimensión puede suponer problemas en cuanto a la designación de quien ha de llevarlo a cabo que, como indica el apartado A68 podría, al igual que en el EQCR comentado, la necesidad de externalizarlo mediante la contratación de otro auditor o de una firma de auditoría externa.

Muchos compañeros han llevado este proceso, bien por sus medios o a través de acuerdos con otros auditores externos, por lo tanto aquellos que habiendo recibido el escrito del ICAC o lo reciban, deberán remitir información sobre los siguientes aspectos:

  • Identificación de la persona que actuó como inspector del encargo.
  • Si el encargo objeto de la inspección fue sometido a revisión de control de calidad del encargo. En su caso, identificar la persona que efectuó la revisión.
  • Persona que firmó el informe de auditoría.
  • Denominación social de la entidad auditada.
  • N.I.F. de la entidad auditada.
  • Fecha del informe de auditoría.
  • Tipo de trabajo (código declarado al ROAC).
  • Tipo de entidad (código declarado al ROAC).
  • Informe de cuentas (código declarado al ROAC).
  • Calificación asignada al encargo como resultado de la inspección.
  • Riesgo asignado en el proceso de aceptación y continuidad de relaciones con clientes[7].
  • Si se han producido consultas y/o diferencias de opinión.
  • Fecha de inicio y finalización del proceso de seguimiento. Caso de no estar finalizado el proceso de seguimiento, fecha de inicio y la fecha prevista para su finalización.

Al igual que en el caso de la revisión EQCR, la persona que realice o vaya a realizar la inspección del encargo dentro del proceso de seguimiento, debe de cumplir con lo prescrito en el perfil del inspector en cuanto a los niveles de competencia, experiencia, independencia y autoridad necesarias para llevar a cabo su labor. En este sentido se ha de cuidar los posibles casos de incompatibilidad entre quien realiza el EQCR y el que lleve a cabo la inspección del encargo.

En cuanto a la información solicitada sobre la ccalificación asignada al encargo como resultado de la inspección se refiere a lo que señala la norma (requerimiento 52) respecto a si un informe puede ser inadecuado o se omitieron procedimientos durante la ejecución del encargo.

OTROS ASPECTOS

En el escrito del ICAC se solicita remitir la información en un plazo no superior a diez días hábiles a contar, aunque no lo indica expresamente, desde la fecha de su recepción, con el apercibimiento de que caso de no remitirla, se incurrirá en una infracción tipificada en el artículo 33 c) del TRLAC[8].

CONCLUSIÓN

La información solicitada por el ICAC sobre los encargos sometidos a un proceso de revisión de control de calidad del encargo (EQCR) y respecto a la realización de los seguimientos de los sistemas de control de calidad interno, ha generado una cierta inquietud especialmente si se considera que se ha de contestar en un plazo no superior a 10 días hábiles.

Los despachos y firmas, con excepción de quienes realicen auditorías de empresas cotizadas o de interés público, deberán informar sobre la no realización de procesos de EQCR, por el contrario, el de seguimiento del sistema de control de calidad  es obligatorio tenerlo terminado antes de final de año, por lo que se informará aportando los datos que sobre los mismos indica el comunicado del ICAC y caso de estar pendiente, indicar la fecha prevista de finalización.

2 de diciembre de 2013.

 

 



[1] Definición que concuerda con el glosario de términos que figura en la Resolución de 15 de noviembre 2013 por la que se publicaron las nuevas normas técnicas de auditora para su adaptación a las NIAS. Señalar que la modificación de la NICC1 publicada por el ICAC para su exposición pública de 19 de julio de 2013 (ver post) se encuentra pendiente de aprobación. Uno de las modificaciones propuestas tiene una especial relevancia en cuanto que suaviza la obligatoriedad de realizar el EQCR para los encargos de Empresas de Interés Público (EIP).

[2] El escrito del ICAC no especifica nada en relación con este extremo por lo que entiendo se ha de referir a la consideración que, previo a la aceptación de un nuevo cliente o de la continuidad de uno ya existente, el responsable del encargo o en su caso, el titular del despacho, identificará y evaluará el nivel de riesgo asumido, tanto a nivel de auditoría como sobre su independencia como auditores, riesgos a los que se refiere el punto A41 de la norma NICC1 al abordar  los encargos de empresas no cotizadas ni de Interés Público (EIP) que serán sometido a una proceso de revisión EQCR.

[3] Este punto hace referencia a lo indicado en la norma respecto a las discrepancias y diferencias de opinión que en los procesos de EQCR se hayan producido entre el revisor y el revisado (requerimiento 43 y notas explicativas A52 y A53).

[4] Se recomienda que quienes reciban el escrito y dispongan de encargos con un prologado periodo de ejecución que podría suponer una eventual amenaza por familiaridad, indiquen cómo han mitigado dicha amenaza o qué argumentos han servido para considerar dicha amenaza como no significativa.

[5] El perfil, homologación e independencia de la persona o firma encargada de la ejecución de los procesos del EQCR ha de estar claramente definido en el manual de control de calidad.

[6] Próximamente publicaré un post sobre los procesos de seguimiento con la inclusión de ciertas sugerencias para su realización así como aportación de modelos que faciliten la formalización del proceso.

[7] Relacionado especialmente con aquellos riesgos que pudieran suponer amenazas a nuestra independencia o por el tipo de empresa a la que se refiere el encargo.

[8] Articulo 33 c) “La negativa o resistencia por los auditores de cuentas o sociedades de auditoría al ejercicio de las competencias de control o disciplina del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas o la falta de remisión a dicho Organismo de cuanta información o documentos sean requeridos en el ejercicio de las funciones legalmente atribuidas de control y disciplina del ejercicio de la actividad de auditoría de cuentas, de conformidad con lo establecido en el artículo 28” (sancionable con multas entre 6 y 12 mil euros) (art 36.2.b).